martes, 24 de junio de 2008

MAM 2008: crónica desde la barrera


Los corredores somos masocas, qué duda cabe. Y algunos somos, además, doblemente masocas. Estuve en el MAM, junto con Ana y Cristina, animando a Sergio, ayudándole en los avituallamientos y disfrutando del ambiente. Por supuesto, también fui con el objetivo de llorar un poco mientras me corroía de envidia: no sé cómo se sufre más, si corriendo 42km con casi 5000m de desnivel (y con el calor de ayer), o viendo palmo a palmo una carrera que has preparado meses y que en el último momento no puedes hacer.

Desde la tarde del sábado estuvimos en Cercedilla con Sergio y con
Ana, recogiendo los dorsales y empapándonos de MAM. Yo cogí mi dorsal porque hay un grupillo de locos que tampoco han podido ir a la carrera estando inscritos, y han propuesto hacer la carrera con dorsal y en autosuficiencia otro día. Ahí queda eso. Tengo, por tanto la camiseta de superviviente, camiseta que no me he ganado sudando y peleando en esos desniveles, así que de momento no me la pondré, como pequeña penitencia (sí, ya vamos por el "triple masoquismo").

Alegría, que solo son 42km ...

A las 7.30 de la mañana ya estábamos en la Plaza Mayor de Cercedilla. El ambiente era espectacular: piernas fibrosas, caras afiladas, pieles morenas de sol en las que se veían reflejadas horas y horas de entrenamientos por la sierra. Había también algunos tipos con mochilas más grandes de lo normal y bastones; seguramente el MAM era para ellos un test de material para otra carrera más larga. Otros iban simplemente con una camiseta de tirantes. Casi nadie está excesivamente nervioso, no hay ni prisas ni los empujones típicos del asfalto. Estamos en otro mundo.

Carlos "ultrarun", el de la charla de los 4Deserts ... creme de la creme!!!

A las 8.10 se da la salida. ¡A la cargaaaa! 300 valientes corredores se enfrentan a una de las carreras más duras que he visto nunca. Los termómetros ya marcaban más de 20º, claro presagio de lo que les esperaba.

Rápidamente nos subimos en coche al puerto de Navacerrada. Nos estamos tomando algo caliente y ... ¡pero si son los primeros! Cristina los ve y yo ni me l
o creo, pero no son ni las 9, hace poco más de 45 minutos de la salida. Salimos a toda prisa para verlos pasar.

Sergio llega en el tiempo previsto, 1h15'. Genial. Lo vemos venir y ya aparece de su boca la palabra temida: Calambres. Vaya, nos sentó como un jarro de agua fría, porque solo llevaba 9km en ese momento. Hacía mucho calor, desde luego. Bueno, poco a poco, campeón. Le damos algunas cosas de comida, un abrazo y a seguir. A por Bola del Mundo, y a bajar por la Loma del Noruego (hazle un corte de mangas de mi parte) y nos vemos en Cotos.

Reponiendo fuerzas en Navacerrada

Rápidamente volvemos al coche y hacia Cotos. El ritual se repite: llegar al sitio y de repente ver que los primeros ya están pasando por ahí. ¿Estos tíos son humanos? Yo he hecho ese recorrido y me dan sudores fríos solo de pensar que ... ¡apenas han parado a andar!

En Cotos nos encontramos con Juan Carlos y con Joana, unos amigos de Sergio, y sus hijos (4 años y 1.5 años y preciosos, por cierto). Estamos hablando un poco mientras van llegando corredores.
Ya se aprecian tres grupos principales: los que llegan frescos, los que llegan sufriendo pero aceptablemente bien (ahí entra el bueno de Sergio), y los que de verdad llegan tocados (muy pocos, sorprendentemente). Y todo esto independientemente del puesto en la carrera.

En cuanto llega Sergio todos nos alegramos: su cara es muchísimo mejor que en Navacerrada, sorprendentemente. Ya va por el km 17 y no está nada mal. Hacemos cambio de mochila, pastillas de Isostar, barritas, camiseta ... ¡y a por Peñalara!

Y ahora viene lo realmente hardcore: Sergio abandona el avituallamiento de Cotos en un tiempo de 2h30' ... y al rato, en 2h40', aparecen los primeros que YA VUELVEN DE PEÑALARA (km 26). Ahí ya creo que se me ha descompuesto la cara y todas mis referencias han dejado de tener sentido.

2º Veterano, 4º en la general ... y el primero al que vi en su segundo paso por Cotos

De otro planeta, señores. Conociendo levemente la zona no doy crédito a lo que estoy viendo. Horas después me enteré de que estos auténticos bestias terminaron en ... ¡¡¡4h09'!!!
Pero si los 34km de Cercedilla a Cotos y volver nosotros los hacemos en 5h como mínimo ... y estos tipos han hecho una hora menos y han metido Peñalara ... ¿alguien me lo explica? Estoy deseando ver los parciales para terminar de alucinar. Es probable que no hayan andado nada. Y es más que probable que ninguno de ellos viva de esto (evitaré las comparaciones con los futbolistas).

A esta hora (retomo el asunto que si no me va a dar por llorar) el calor es
ya bastante duro. Nos vamos echando protección solar y aún con esas nos pega pero bien. No quiero pensar lo que estarán pasando Sergio & Cia en Peñalara. Sergio aún lleva su mochila con bebida y su comida, pero ... ¿y los que van con camiseta de tirantes? A pesar de estos pensamientos la envidia se apodera de mí, me hubiera encantado estar corriendo por estos parajes.

Tras un par de horas preveíamos la llegada de Sergio de nuevo a Cotos. Pasan los minutos y no aparece. ¿Le habrá pasado algo? Ná, si ha andado un poco más de la c
uenta es muy fácil perder minutos. Dicho y hecho, al poco rato hace su aparición ... con esta cara:

Sergio de vuelta en Cotos, tras bajar de Peñalara. ¿De verdad llevabas 26km en las piernas?

A pesar del calor, de la dureza del recorrido, de ir sólo y demás, iba realmente bien. ¡Bravo! Ya has pasado lo más duro, solo queda volver a Bola del Mundo y "dejarse caer" hasta Cercedilla. En el avituallamiento de Cotos había, además de lo típico (isotónicos, barritas, membrillo, sandía, plátanos, etc), una mesita con tortilla de patatas, queso, jamón ... Tras volver a cambiar de mochila y de camiseta, se marcha para subir la Loma del Noruego.

Nosotros (Ana, Cristina y yo) nos volvemos a N
avacerrada a comer algo y esperar a Sergio. La bajada de Bola del Mundo hace mucha pupa, la gente va ya bastante cansada y un mal paso te puede hacer retirarte. Escuchamos una ambulancia que tuerce y se va en dirección Cotos. No sabemos qué pasa y preferimos no pensar. Sergio se hace un poco de rogar pero al final lo vemos bajar ... andando. Oh, oh, mala señal. En cuanto nos reconoce a lo lejos vemos que se pone a correr, ¡qué grande! Llega ya cansado a Navacerrada pero está claro que terminará. Si has llegado hasta aquí ya no queda apenas nada.

Foto de los "megasupervivientes" (los que han terminado todas las ediciones)

Finalmente nos vamos a la línea de meta a esperarlo. Yo me adelanté para correr un último tramo con él y hacérselo algo más llevadero. ¡Llegó antes de lo que esperábamos incluso! Al final entró en meta de una forma emocionante, con el speaker gritando su nombre y a continuación la palabra clave: ¡SUPERVIVIENTE!

¡Bravo, bravo, bravo! Terminaste con fuerza, con arrojo, sufriendo bajo un sol abrasador y dándolo todo. Para mí ha sido una de mis primeras carreras como espectador y me lo he pasado en grande viéndoos a todos, especialmente a ti ya que hemos compartido buena parte de los duros y largos entrenamientos por la sierra. Ha merecido la pena estar ahí apoyando, sin duda. Aunque me hubiera gustado correr, también me ha gustado mucho estar de un sitio para otro siguiendo la carrera y empapándome del ambiente, de la dureza y de la belleza del recorrido.

Sergio y su "race crew"

Si las grandes gestas se hacen a base de épica, está claro que este título de superviviente del MAM está en el top-ten de las grandes gestas. Me he enamorado de la carrera y no sólo por ese final con AC/DC (¿a qué otra carrera me recordará?). Tengo 363 días para prepararme bien y disfrutar a tope en el MAM 2009. ¡Espero que lo vivamos juntos, campeón!

Enhorabuena SUPERVIVIENTE

PD
: Muchas gracias nuevamente a Ana y a ti por vuestra hospitalidad.
PD2: Resto de fotos
aquí. ¡Disfrutadlas!
PD3: Voy poniendo vídeos:





Si corriste el Maratón Alpino Madrileño ... ¡búscate en la salida!






Sergio llegando a Cotos por primera vez (km 17)





Sergio entrando en meta ... ENHORABUENA SUPERVIVIENTE

viernes, 20 de junio de 2008

MAM 2008: No va a poder ser ...

Finales de la semana pasada. Un último entrenamiento para el MAM. Cercedilla - Navacerrada - Bola del Mundo - Loma del Noruego - Cotos (y vuelta). 34 km. Crees que vas bien, que vas cogiendo fuerza en cuádriceps, gemelos y tobillos. Dos malos pasos en la Loma del Noruego te devuelven a la realidad. Bastan dos piedras que se mueven a tu paso y ya te has torcido los tobillos.

Ahí se acaba la historia. Muscularmente acabo genial. Ni un solo dolor. Solo lo de los tobillos. Ahora puedo correr, apenas me duele pero estoy inseguro. 42 km son demasiados, por esas alturas y con esos desniveles, y más cuando dentro de 4 semanas acecha el Aneto y su ultrakilometraje. Me juego la diferencia entre algo pequeño y algo más serio y lento. ¡MAM, otra vez será!

Iré el sábado a la charla técnica, madrugaré para estar a las 7 en la Plaza Mayor de Cercedilla, y a las 8 empezaré a animar a Sergio, que sí tomará la salida en una de las pruebas más míticas de la montaña madrileña. ¡¡¡Mucha suerte compañero!!! A lo mejor corro parte del principio, pero no más.

Me hubiera gustado completar el tridente "MAM-Aneto-Carros". Desde febrero llevo entrenando para estos 42km por Guadarrama. No engaño a nadie al decir que me hacía muchísima ilusión y que ahora no me sienta bien eso de no poder hacerla. Además, es la carrera del Tierra Trágame, el club por el que me he federado este año.

Pero bueno, como bien dijo Sergio un día, hay peones o incluso caballos, alfiles o torres que hay que sacrificar para ganar la partida. Y esta partida termina el 30 de agosto en Aigüestortes, con los Carros de Foc skyrunner.

En el BOX pongo una canción que llevo todo el día en la cabeza: Perdedor, de Reincidentes. Uno de los primeros grupos españoles que escuché:

"Hay cosas por andar, otras que no
hay cosas por vencer, de momento
sigues siendo un perdedor."

"Alguien dibuja un amanecer,
alguien lo pinta del revés..."

PD: Aún quedan dos maratones de montaña en septiembre y noviembre ...

lunes, 16 de junio de 2008

Charla de ultrafondo en Librería Desnivel

Este miércoles 18 de junio, a las 19h, Carlos García Prieto dará una charla sobre ultrafondo y carreras por montaña en la Librería Desnivel (Plaza Matute 6, Madrid).

Carlos es uno de los tipos grandes del ultrafondo en España. Ha participado en carreras de ultrafondo y trail running por todo el mundo, y consiguiendo muy buenos puestos. Actualmente es, entre otras, representante en España de Racing The Planet, los que organizan el reto de completar, en un mismo año, 4 carreras de 250 km por etapas y en autosuficiencia en sitios nada fáciles: los desiertos de Gobi, Atacama, Sahara y, para rematar, en la Antártida. Solo de imaginarme un Marathon Des Sables en la Antártida ... uf.

En la charla también estará su mujer, Laura Corti, otra ultrafondista que hace podios muy a menudo. ¡Qué nivel! Creo que es una muy buena oportunidad para aprender muchas cosas sobre este mundillo, conocer a dos de nuestros mejores atletas y, por qué no, de preguntar dudas y curiosidades (yo ya estoy haciendo una lista).

Nos vemos allí.

PD: El bueno de Carlos aprovechará que está en Madrid para quedarse unos días y hacer el MAM. Ná, un entrenamiento algo técnico, ¿verdad?

AÑADO TRAS LA CHARLA: Ha estado muy bien. No llegábamos a diez personas, hemos estado en familia. Me ha gustado saludar a Carlos en persona y escuchar sus experiencias de primera mano. Corroboro que el MAM será un entrenamiento para él y para Laura, su mujer, que seis días después irán a correr una carrerita de 101 km y 6100m de desnivel POSITIVO: el Ultra Trail Verdón. Vaya unos máquinas ...

Y nada, hemos visto una presentación de las cuatro carreras de Racing the Planet, Carlos nos ha contado muchos detalles y curiosidades, otro tipo que también escribe en www.ultrarun.es y que hace dos día volvió del Gobi (Toño) ha contado su experiencia ...

Desiertos, desiertos, desiertos ...

jueves, 12 de junio de 2008

¿Por qué?



"Porque están ahí"

PD: Atención al 1:24 ... Así es cómo hay que bajar. ¡Cuánto queda por aprender!

martes, 10 de junio de 2008

Madrid 2016

(esta entrada viene de aquí)

Madrid ha pasado el primer control para ser sede olímpica en 2016. La acompañan en esta aventura Chicago, Tokio y Rio de Janeiro.
Cierro los ojos y me imagino sentado en un estadio a media tarde, viendo competir a los mejores atletas. Ahí están los más rápidos del mundo, los más resistentes, personas capaz de aparentar que van lento y estar bajando de 28 minutos en un 10000. ¿Os imagináis cómo se tiene que vivir una final de 5000 o de 1000 metros? También sería genial poder ver los 1500m (el milqui, mis padres vieron esta final en Barcelona'92, donde ganó Fermín Cacho, y cada vez que lo cuentan dan envidia a todos los que escuchan), las de 100m o 200m, los 3000m obstáculos ... La pértiga también me gustaría verla en directo, intentar entender cómo consiguen impulsarse con ese artefacto aparentemente tan inestable.

Me imagino también en una piscina olímpica, de las de 50 metros, viendo la final de 4x100 estilos, o de 200m, o de 10km, que será una prueba nueva en estos juegos de Pekín. O asistiendo a alguna de las pruebas de gimnasia, también son muy bonitas.

Yo creo que a Madrid le vendría genial tener los Juegos. Mejoraríamos en muchas cosas, quizás así te terminaran algún día las obras en esta ciudad, o quién sabe, igual hasta servía para que el estadio de La Peineta volviera a tener pista de Atletismo. O mejor todavía, para que construyan por fin más estadios, para que intenten acercar a los niños a este deporte (que yo por cierto empecé a practicar siendo no tan niño), para que la cultura deportiva de este país vaya más allá de "A por ellos", "son 11 contra 11", "salieron a ganar" o "a correr a la casa de campo", para que deportistas de élite que entrenan muchísimo puedan hacerlo en mejores condiciones, con más ayudas y más reconocimiento.

Va a ser difícil que Madrid 2016 salga elegida, pero yo me alegraría muchísimo si esto sucediera. Creo que no sólo se iban a beneficiar unos pocos, sino todos los madrileños y, por qué no, todos los españoles, que tendríamos un acontecimiento deportivo mundial muchísimo más cerca.

¿No sentís unos deseos enormes de aplaudir sin parar durante el maratón olímpico? Yo sí. Aquí, en Madrid, en el 2016.

lunes, 2 de junio de 2008

Media maratón de montaña en Calasparra

Este sábado pasado corrí una media maratón de montaña en mi pueblo, Calasparra (en Murcia). La carrera se hace en homenaje a Antonio de Béjar, un vecino que hacía alpinismo y que murió desgraciadamente en un accidente de tráfico hace unos años. La organiza el Club Alpino Calasparra y ésta ha sido la quinta edición: 21km por pistas y 410 metros de subida (y otros tantos de bajada). Es una prueba no competitiva (no hay trofeos ni nada que se le parezca), pero sí que hay clasificación con tiempos, buenos avituallamientos, organización de lujo y unos paisajes muy bonitos. ¿Hace falta algo más?

Éste es el perfil de la carrera de este año

Yo ya conocía el recorrido porque el año pasado ya participé en esta carrera. Además, los fines de semana que voy a casa salgo a correr por esos parajes. No obstante, este año he entrenado más en serio que el anterior, y además ésta ha sido mi primera carrera como miembro del club Tierra Trágame, lo cual añade un poco de emoción y de ganas por hacerlo bien.

La carrera empezó el sábado por la tarde. Una hora antes de la salida empezó a llover de forma torrencial, aunque por suerte paró 10 minutos antes. Yo salí bastante bien, incluso comencé la subida en quinta posición (aunque mi particular momento
de gloria duró poco ya que a mitad de la subida ya me adelantaron unos cuantos corredores). Me enganché al ritmo de otro corredor y fuimos un buen rato intentando alcanzar a los de delante. Me sentía rápido y bien, aunque iba casi al límite.

Poco antes del km 12

Sobre el kilómetro 12 empezaron las dificultades. No estoy hablando de subidas, bajadas, tramos técnicos ... no. El gran problema fue otro: el barro. Las zapatillas pesaban 1 kg más cada una, no había forma de agarrarse bien al terreno, había que hacer verdaderos esfuerzos para no resbalar cada dos o tres pasos. En el km 15 además se juntó una bajada muy abrupta seguida de una subida realmente dura (y con barro). Ahí bajé el ritmo y me adelantaron 4 ó 5 corredores más.

Entrando en meta

Finalmente llegamos de nuevo al pueblo y en el último kilómetro final me exprimí para arañar unos segundos al crono: 1h38'08, puesto 17º de la general y 2º corredor local (lo cual no está nada mal para mí, aunque tampoco había grandes especialistas en la materia). Pero por encima de números me quedo con haber disfrutado mucho de la carrera (a pesar de haber sufrido lo mío en varios tramos para aguantar el ritmo), con haber terminado una media maratón más en un recorrido precioso, con haber bajado mi marca del año pasado en más de 20 minutos, y con la sensación de que los entrenamientos están dando sus frutos. ¡Nos vemos en el MAM!

¡Qué bien sienta el Aquarius tras 21km!

Con barro hasta en las orejas

El resto de fotos las podéis encontrar aquí. Disfrutadlas. También dejo aquí el vídeo de la salida. Si corriste ... ¡búscate!



PD:
Eso sí, hoy ya empiezo a sentir de nuevo las piernas ... jajaja. La natación ha hecho milagros esta tarde.